¿Qué fue de Miguel Indurain?

¿Qué fue de Miguel Indurain?

Miguel Indurain fue uno de los ciclistas más aclamados del deporte español.

Conocido por su gran cantidad de triunfos a nivel nacional e internacional es muy querido por todos los amantes del ciclismo.

que paso con miguel indurain

Han pasado 23 años desde ese momento y 25 se van a cumplir en unos días ahora del quinto y último Tour de Francia.

Titulo que conquistó en una época en la que nadie le conseguía doblegar ni en las contrarrelojes ni en las etapas de alta montaña.

Indurain se retiró a una edad muy joven, por lo que intentó tomarse una jubilación anticipada.

Cuando concede una entrevista y le preguntan por la vida que lleva,  sus respuestas casi siempre van por la misma línea: vive tranquilo en Pamplona, haciendo las mismas tareas diarias que cualquier persona anónima.

Indurain no ha tenido la necesidad de prolongar su vida deportiva por otros medios, entrenando a otros ciclistas, dedicándose a las retransmisiones en televisión, el columnismo en la prensa del ramo o como inversor en equipos profesionales.

Desde que se retiró se ha dedicado a sus propios negocios para gestionar los ingresos que obtuvo en su etapa profesional como ciclista, y a desarrollar tareas poco sacrificadas en la actualidad.

Además dirige su propia fundación.

Miguel Indurain, nuestro campeón tranquilo

Qué paso con Miguel Indurain

Aunque los ciclistas nunca han sido deportistas especialmente bien pagados, el caso de Induráin fue excepcional.

En su época de esplendor, cuando era el líder del equipo Banesto, cobraba una cantidad importante para lo que era entonces el deporte profesional.
Nunca se conoció la cantidad exacta, pero se hablaba de unos 400 millones de las antiguas pesetas de la época, entre los años 1993 y 1996.

Al cambio actual, eso serían más de dos millones y medio de euros.

Induráin nunca ha tenido necesidad de regresar al foco de la actualidad ni tiene voluntad de ser noticia.

Una vida sencilla con la única ambición de que nunca le falte un colchón de seguridad para disfrutar de algo por lo que mucha gente daría cosas importantes a cambio.

Una jubilación dulce, apacible, sin sobresaltos, marcada por el tiempo laxo y la calidad de vida.

Si eres seguidor de el gran Miguelon, aquel que conseguía ponernos a todos delante del televisor en aquellos magníficos tours de Francia puede que te interesen los siguientes artículos relacionados .

Entérate de la vida de otros personajes  en nuestra sección ¿Qué fue de?

Ayúdanos a crecer compartiendo: