Consejos esenciales para cuidar la secadora de ropa

Consejos esenciales para cuidar la secadora de ropa

La secadora de ropa se ha convertido en uno de los principales electrodomésticos que debemos considerar tener cuando el sol se aparta y la época de frío llega, ya que de esa manera podremos conseguir que nuestras piezas de vestir puedan ser secadas con más rapidez.

Asimismo, no solo basta darle larga vida a nuestras piezas, sino también a nuestra secadora, por eso es que en el día de hoy estaremos hablando acerca de las formas y consejos que puedes seguir para sacarle todo el partido a tu equipo, esa gran aliada que necesitarás cuando se aproximan las bajas temperaturas.

A través de unas tareas sencillas de mantenimiento, podrás mejorar el rendimiento de la secadora y avalar su eficacia enérgica durante su tiempo estimado o más.

Forma de alargarle la vida a tu secadora de ropa

No cabe duda que la secadora es esa aliada que tenemos cuando requerimos que la ropa se seque en menor tiempo, por eso mantenerle un mantenimiento y cuidado adecuado, será la clave esencial para que esta te dure un largo lapso.

Por ese motivo, a través de algunos consejos claves que te indicaremos podrás sacarle más partido a tu aparato.

No tengas la ropa totalmente mojada cuando la metas en la secadora

Un gran error es tender a confundir la secadora con una centrífuga, ya que la segunda es aquel electrodoméstico que se encargará de quitar el mayor exceso de agua que pueda tener la ropa, más no le dará un secado total como ocurre con la función de la secadora. Por eso es que antes de meter la ropa en nuestro equipo estrella, lo recomendable es escurrir bien toda la cantidad de agua en el centrifugado y luego añadirla en la secadora.

Revisar las prendas de vestir

Otro dato a considerar es que antes de ingresar la ropa en la secadora, debes percatarte de que cada pieza no contenga papeles, monedas o cualquier otro objeto en los bolsillos. Muy importante.

No la sobrecargues

En torno a lo expuesto, de mucho carácter saber que no la sobrecargues de ropa, ya que se aumentará el consumo enérgico y el equipo se resienta. Por otro lado, es posible que debido a la cantidad elevada de ropa, esta se arrugue.

Limpieza ante todo

Es importante que en todo momento, limpies las entradas y salidas del aire, es relevante que sigas las instrucciones que te indica el fabricante.

De igual manera, te recomiendo que higienices el sensor de humedad, esto es con el objetivo de su correcto funcionamiento. Lo mismo con la limpieza del filtro de pelusas.

Ahora bien, quizá te preguntes, pero, ¿Cómo hago para limpiar los sensores de humedad de mi secadora? Como podemos observar, alginas secadoras tienen sensores de acero inoxidable, los cuales se encargar de medir los niveles de humedad que se están en la ropa cuando la introduces en el equipo.

Con la humedad, es probable que se pueda adherir cal en tu secadora al transcurrir el tiempo. Por eso es que lo mejor es que cada vez que la uses, cuando finalices, le pases un paño húmedo y frotar hasta que desaparezca la cal.

Ahora, si por el contrario, posees una lavadora secadora de condensación, será preciso que limpies el filtro una vez al mes, como mínimo, sobre todo, en aquellos meses de secados periódicos. Por otro lado, este punto es importante que lo ejecutes cuando la secadora se haya enfriado.

Como se puede observar, la secadora de ropa es un elemento clave que debes tener en tu hogar, por eso es esencial cuidarla y darle las atenciones debidas, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante.

Ayúdanos a crecer compartiendo: