¿Cómo lavar correctamente las zapatillas de deporte?

¿Cómo lavar correctamente las zapatillas de deporte?

Las zapatillas de deporte son calzados que siempre debemos tener, indiscutiblemente si eres mujer u hombre, ya que estos son los ideales para podernos desplazar cuando estamos realizando ejercicios, como caminar, correr, trotar e incluso, ir al gimnasio.

En este sentido, tenerle una higiene a ellas, será un punto clave que tenemos que considerar para que las mismas nos duren más tiempo, al igual que si estas están higienizadas, nos darán más presencia. Sea cual sea el caso, la clave ante todo, es mantenerlas en buen estado. Por eso es que en el día de hoy estaremos hablando precisamente de eso, acerca de cómo lavar correctamente las zapatillas de deporte, así que no se diga más y vamos a ver lo que tenemos a continuación.

¿Cómo lavar las zapatillas de deporte de forma correcta?

Esta es una de las interrogantes que más tendemos a preguntarnos y la verdad es que esto va a depender del uso que le des. Es decir, si las utilizas diariamente o con mucha frecuencia, lo ideal es lavarlas con mucha frecuencia, puede ser una vez a la semana o cada quince días, el motivo es que aunque a simple vista no se le vean rastros de manchas, el sudor sí se acumula, generando de esa manera un mal olor, haciendo que el zapato se deteriore y a pesar de que se trate de excelente marca, dure menos.

En este orden de ideas, las zapatillas, al igual que las ropas, vienen con instrucciones de lavado, pero a diferencia de las demás prendas de vestir, estas no deben ser metidas ni en lavadoras ni en secadoras y cada pieza debe ser lavada por separado.

Vamos a ver la forma correcta de lavar tus zapatillas de deporte.

Higieniza los cordones y las plantillas

No es recomendable agarrar tus zapatillas tal cual como te las quitaste y añadirlas en un envase con detergente y agua. Es conveniente que antes de zambullir todo el calzado, primero le separes las piezas, como es el caso de los cordones y las plantillas. Los cordones o las trenzas puedes lavarlas primero con agua caliente y jabón o también, introducirlos en la lavadora con otra colada.

En cuanto a las plantillas, también deben lavarse por separado, destacando que no todas son iguales, por lo que es conveniente que lesas la etiqueta antes de hacer algún paso. Desinféctalas a fondo, ya que en ella se tiende a acumular muchas bacterias y malos olores.

Puedes verterlas en agua caliente con vinagre y dejar remojar durante dos o tres horas. Posterior a ello, hierve agua, añade sal, medio vaso de bicarbonato de sodio, romero y mete las plantillas durante una hora.

Limpieza en la zona interior de las zapatillas

Para la higiene de la zona interna de tus zapatillas, debes hacer una mezcla de agua con detergente líquido y una pizca de bicarbonato de sodio, el resultado debe ser espeso y pastoso. Añade eso en el interior del calzado, deja actuar durante unos 15 minutos y después, con la ayuda de un paño húmedo, retira toda la pasta y deja secar al aire libre.

Lavado de la zona externa de las zapatillas

Primeramente, antes de lavar la zona externa de tus zapatos, tendrás que ver el material con el que es fabricado, de esa manera no las dañarás. Por lo general, son elaboradas de goma, así que puedes lavarla con agua y detergente. En caso de que sean de cuero, la limpieza es distinta. Ahora bien, con la ayuda de un cepillo o estropajo, vas a frotar la mezcla por todo el zapato. Igualmente, puedes rociar desodorante para mejor acabado.

Si tus zapatillas son blancas y ves que no se limpian por completo, puedes agregar un poco de blanqueador, luego de ello y enjuagarlas con agua, ponlas directamente al sol a secar.

En definitiva, las zapatillas de deporte son piezas esenciales que forman parte de nuestros atuendos, por eso es esencial mantenerlas siempre en óptimo estado.

Ayúdanos a crecer compartiendo: