Soluciones para detectar la viruela del mono

Soluciones para detectar la viruela del mono

Tal vez ya has escuchado hablar de la viruela del mono y es importante destacar que esta no es una enfermedad nueva, pues ya en tiempos pasados se ha presentado, lo que pasa es que como se logró superar satisfactoriamente muchas personas se olvidaron un poco de ella. Sin embargo, hoy vamos a retomar un poco y dar a conocer esos puntos importantes que hay que saber acerca de este padecimiento.

Del mismo modo, te invito a visitar otra enfermedad muy concurrente: Hepatitis aguda infantil: síntomas, transmisión y cuidados.

Viruela del mono ¿Qué es?

La viruela del mono es una enfermedad causada por un virus, el cual lleva por nombre ´´viruela del mono´´, este es un padecimiento de tipo zoonótica de carácter viral, en otras palabras, puede transmitirse de animales a humanos y de persona a persona. Su nombre viene dado a mediados de 1958 cuando en un laboratorio científico se detectó el padecimiento en varios simios.

No obstante, un punto a aclarar es que aunque esta variedad de viruela lleve el seudónimo del ser vivo este no es precisamente el que la transfiere. De acuerdo a varios estudios, los animales aptos en contagiar a los humanos son los roedores, en especial las ratas gigantes de Gambia, pero también los perros de las praderas y los lirones.

Lugar donde se evidencia más viruela del mono

La viruela del mono se encuentra normalmente en las selvas tropicales del continente africano, en especial en la región central y occidental, lugares donde se hallan los animales portadores del virus. Pero conocido esto, tal vez te preguntes ahora ¿si es de África, cómo es que se ha expandido en otros países y continentes? Sencillo, se presume que las personas fuera de esas regiones africanas puede que se hayan contagiado luego de haber visitado la región.

Síntomas de la viruela del mono

Entre los síntomas de la enfermedad, están:

. Fiebre.
. Dolor de cabeza muy fuerte.
. Dolores musculares.
. Dolor de espalda.
. Baja energía.
. Ganglios linfáticos inflamados.
Erupciones y lesiones en la piel.

Además de ello hay que tener en cuenta lo siguiente:

La erupción tiende a aparecer en el primer o tercer día del inicio de la fiebre. Estas lesiones pueden ser de dos tipos, planas o un poco elevadas, con un líquido transparente o amarillento en su interior, parecidas a las ampollas. Luego se forma una costra, se seca y se cae. Por otro lado, las áreas donde se pueden distinguir más son la cara, las plantas de los pies, palmas de manos y en algunos casos en los genitales, bocas y ojos. Por lo general, los síntomas tienden a estar presentes de dos a cuatro semanas y desaparecen solos sin tratamiento.

Si quieres cuidar tu visión, te aconsejo leer: Salud ocular, consejos para prevenir la fatiga visual.

¿Cómo se propaga de persona a persona?

La enfermedad puede transmitirse si se está en contacto físico con una persona contagiada y mientras tenga los síntomas, así que si conoces de alguien que la tenga, mantén el distanciamiento durante el periodo de dos a cuatro semanas. Si tocas los fluidos corporales de una persona que tenga la viruela del mono puedes contagiarte de inmediato. Asimismo, si tienes contacto con prendas interiores, vestimenta, ropa de cama, utensilios u objetos de la persona con la viruela, puede representar un foco de infección.

 

Ayúdanos a crecer compartiendo: