María José García Molina, La música del destino

María José García Molina, La música del destino

1.-Para todos aquellos que aun no te conocen, ¿Quién es María José García?

Sobre todo soy una artista, ya que bailo, pinto y canto desde los cuatro años.

Cursé las carreras de estas aficiones y me hice una profesional de la danza, me titulé como profesora de Danza Clásica en el Real Conservatorio de Música y Danza de Madrid, trabajando en varios centros y en el mío propio.

Al mismo tiempo estudié Arte y decoración en la Escuela de Artes Aplicadas y posteriormente completé estudios en la Escuela Oficial de Radiotelevisión Española, especializándome en diversas ramas de la escenografía, trabajando en esta empresa desde 1970 hasta 2007, año en el que ya, libre de horarios, dediqué mi tiempo al canto, piano y a escribir.

2.-¿Como nace tu vena escritora?

Me inscribí en el aula de pintura en el Centro Cultural de Valdemorillo, localidad donde habito, y al llegar la Navidad nos dijeron que colaborásemos con un cuento o una felicitación navideña en las actividades del centro y elegí un cuento, era el año 2008.

Ahí descubrí mi facilidad para escribir y, sobre todo, para transmitir y provocar sentimientos; cuento que no había publicado y se me ocurrió este año presentarme al concurso de relatos Ciudad de Tetuán y con él acabo de ganar el primer premio.

Después de ese relato tenía en mente una historia, pero no se me ocurrió ni por asomo escribir un libro, hasta que coincidí en un viaje con una poeta que nunca había publicado y en ese viaje contrajimos el compromiso de escribir juntas esta novela, yo con mi historia y Mercedes Montaner con sus poemas. O sea, que mi vena oculta de escritora surgió por casualidad o por cosas del destino.

3.-Tocas la novela como principal en el mundo de la literatura. ¿Te gusta más que la poesía?

Toco como principal género la narración porque una vez que me puse a escribir descubrí que mis treinta y siete años en TVE me han dejado un poso que desconocía.

Al tener que documentarme para los programas de época y de tanto leer guiones, me doy cuenta de que el trabajo de documentación me fascina y la técnica del guion televisivo, o cinematográfico, la llevo adquirida a base de leer guiones durante tantos años de profesión y me surge muy fácilmente narrar creando expectación, cosa muy importante para no aburrir al lector y, aunque parezca barroca hablando, quiero decir que me enrollo mucho, a la hora de escribir voy muy al grano para que no decaiga el ritmo y que cada página lleve al lector a la siguiente y así hasta el final.

Sin embargo, el poema adquiere un estudio de la técnica poética y un amplísimo dominio de vocabulario para hacer rimar y, aunque hoy día casi todo el mundo hace poesía libre, para mí el reto es el otro, el difícil, y a estos poetas capaces de hacer esta poesía con métrica y rima los admiro y respeto profundamente, porque es muy difícil; y luego es que a mí me salen los poemas cómicos, no lo puedo remediar, y desentonaría en cualquier recital, así que me quedo en la narración, porque me encuentro como pez en el agua, aunque cuando hay que hacerlos, los hago, como en esta novela, La música del destino, donde los pensamientos de sus protagonistas, porque la distancia los separa, son poemas, casi todos de Mercedes Montaner y algunos míos.

4.-¿Cuéntanos algo de tu libro?

Mi novela es una historia de amor imposible y a lo largo de ella, desde 1935 hasta 1990, cuento muchas cosas que ocurrieron en todos esos años en el mundo de la música, puesto que mi protagonista femenina, Ada, es chelista, y en otros ámbitos y lugares por los que ella fue pasando desde Calais, Dunkerque y Marsella, en Francia, hasta que llegó a Alemania, donde recorrió el país, principalmente Berlín y Múnich, y se encontró con otros músicos y nuevos amigos que fueron personas muy importantes en la vida real, aunque desconocidas, porque salvaron muchas vidas a costa de las de ellos durante la II Guerra Mundial.

Estos personajes, mis héroes en la sombra, como yo les llamo, y sus biografías reales están dentro de la trama de ficción y los numerosos pie de página dan explicación de quienes fueron, aunque al final descubro sus verdaderas identidades y amplío sus biografías reales, que coinciden con las de la novela.

A mi personaje Alexandra, violista judía, le adjudico las vivencias reales de una presa de Auschwitz, Liza Zajac, sacado textualmente su testimonio de la entrevista para el documental del año 2013 «Huellas para no olvidar», de la Embajada Mundial de Activistas por la paz.

Estuve viendo todas las entrevistas de supervivientes de campos de concentración hasta que me encontré a esta mujer y su historia, que me impactó y se la adjudiqué a Alexandra, mi protagonista judía.

El tiempo de documentación para esta novela ha sido un trabajo de casi tres años de investigación y todos los datos históricos se pueden comprobar y ampliar a través de la bibliografía que aparece al final y que podrán consultar en internet.

5.-¿Es muy difícil sacar aquello que llevas dentro y plasmarlo en papel?

Para mí es muy fácil, pero supongo que es un don, aunque en mi caso descubierto muy tarde, aunque también es un ejercicio que se desarrolla a base de ejercitarlo, como todo.

Lo más difícil, en mi opinión, o al menos para mí, es no olvidar las palabras clave o la idea perfecta escrita en el modo perfecto si no tengo en ese momento la libreta para anotar, y si no lo hago, se esfuma y después cuesta atinar.

6.-¿Quien es tu escritor favorito?

Vladimir Nabocov es mi escritor favorito y Javier Marías me gusta mucho, conecto con los dos y últimamente leo mucho al multipremiado José Luis Muñoz, escriba género negro, erótico o cualquier otro, siempre atrapa.

7.-¿En caso de que tengas un escritor favorito, te basas en su forma de escribir a la hora de hacerlo tú?

No me baso en el estilo de ningún escritor, porque si lo hiciera no me saldría lo que tengo dentro como lo pienso, digamos que quiero que mi escritura sea virgen, porque solo así seré yo escribiendo, sin pensar en nadie, con mi estilo y mi forma de escribir.

8.-¿Dicen que cuando escribimos, normalmente lo hacemos contando experiencias personales, en tu caso es así?

Sin duda, aunque todos digan que no, la verdad es que cuando alguien escribe algo, sea de lo que sea, es porque dentro de él hay alguna similitud o atracción personal por el tema que se escribe, que nace de una vivencia personal, aunque luego lo que se escriba sea otra cosa y no lo vivido por el autor, pero siempre hay un porqué, una raíz dentro de algún recuerdo o experiencia.  

9.-¿Te has presentado a concursos literarios?

Me he presentado solo a dos, ambos este año y en los dos he sido seleccionada, el primero en el Festival Lloret Negre de relato negro y policíaco, con un relato negro con vis cómica titulado El caso de la muerta en su cocina, donde he sido elegida entre los diez mejores para la antología de este año, creo que se presentaron más de dos mil, así que no está mal, y me llevo el primer premio en el de relatos Ciudad de Tetuán, con el cuento del que he hablado antes, lo primero que escribí, titulado La promesa; iré próximamente a recoger los premios, en septiembre y octubre.

10.-¿Qué consejo le darías a alguien que quiere publicar su primer libro?

Que lo revisen muy bien antes de entregarlo a la editorial, que para eso están los correctores, es muy fácil cometer un error y uno mismo no lo ve.

Tu cerebro te hace leer lo que tienes en mente, no lo que has escrito y eso queda para siempre sin posibilidad de arreglo.

11.-¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Tengo una anécdota de coincidencia con Mercedes Montaner, y es que, en una cena juntas, cuando estaba empezando el segundo capítulo, descubrimos que celebramos el cumpleaños el mismo día, 9 de marzo, y eso me dio pie a que mis protagonistas femeninas, Ada y Alexandra, también coincidieran y a partir de la fiesta sorpresa de cumpleaños que sus amigos les hacen, la trama fue ampliada con estos personajes históricos que se me fueron cruzando, interesantísimos y merecedores de darlos a conocer, buscando otra documentación y que no sabía cómo introducir y ahí lo vi muy claro.

Nos gustaría conocer un poco más a esta magnífica escritora.

Bueno, soy una persona muy activa, rayando en la hiperactividad, me emociono con los proyectos que veo claros, hasta el punto de sacrificar parte de mi tiempo y de mi vida por ellos, pero creo que emocionarse con lo que uno hace es la única forma de salga algo que merezca la pena.

12.-¿A parte de la escritura, que otras aficiones tienes?

Aparte de la escritura participo el Festival de Novela Negra Octubre Negro en Madrid, como moderadora y ponente, colaboro en el programa internauta Letras encadenadas, como locutora y en otro de Decisión Radio, Planetas y Atlántidas, como entrevistadora de los autores de Ediciones Atlantis y presido la Asociación de Escritores en Red Marqués de Bradomín, donde anualmente sacamos dos antologías de los socios de España y del extranjero. Aparte de estas aficiones practico la pesca con caña, en verano y en el mar, canto en una coral con ensayos dos días semanales y damos muchos conciertos en Madrid y fuera, tanto en España como en el extranjero y practico el tiro deportivo los domingos por la mañana, con aperitivo incluido con compañeros del club el resto del año.

13.-¿Se compagina bien la literatura con el día a día?

Mi día a día lo ocupa prácticamente la literatura, pero al no trabajar y vivir sola dispongo de mi tiempo haciendo huecos para familia, amigos y lo que quiera sin limitaciones y tengo tiempo para todo.

14.-Por último, ¿Dónde podemos encontrar tus obras?

Mis obras se pueden encontrar en El Corte Inglés, Casa del libro, Amazon y un sinfín de librerías, siempre en el banco de datos y te lo llevan al día siguiente, porque hoy día cada vez se publica más y no hay capacidad física para tenerlo todo; están los que saben que se venden cada día varios ejemplares por ser ya escritores reconocidos.

Si te ha gustado esta entrevista seguro que también te gustara esta que hicimos al escritor Antonio Togores y a la escritora Paloma Pérez del Pozo.

Ayúdanos a crecer compartiendo: