¿Los perros pueden comer miel?

¿Los perros pueden comer miel?

La miel es uno de los alimentos que posee muchos beneficios para la salud, sea usada de la manera que sea. En este sentido, gracias a las propiedades que le concede al ser humano, cada vez más son las personas que tienen la interrogante de ¿Los perros pueden comer miel? Y esta es una pregunta muy relevante e importante, porque cada día se ha popularizado más llevar una alimentación natural y saludable en las mascotas. Asimismo, si eres una de ellas, te contaremos todos los puntos afines con ello, y a través de Alimascota.es, podrás tener una mejor visión de ello.

Es decir, con Alimascota.es, conseguirás muchas respuestas a cada inquietud que tengas con relación a la alimentación, salud, cuidados y demás temas de interés sobre tu mascota y en especial, la afinidad que existe entre tu perro y su consumo de miel y cada dato que aporte su veterinario.

A continuación, vamos a hacer mención de nuestra pregunta de hoy, la composición nutricional que posee la miel y la forma de suministrarle la miel a tu can.

¿Los perros pueden comer miel?

Ya que la miel presenta azúcares, surge la inquietud de saber si los perros pueden comer miel, y de acuerdo a varios estudios, la respuesta es ‘’SÍ’’, los caninos pueden consumirla, claro, de forma moderada y conociendo antes, mediante un estudio realizado por el veterinario, si el animal es alérgico al alimento o si posee otros padecimientos que se estarán narrando más adelante.

Igualmente, es importante expresar que si decides darle miel a tu perro, esta no se debe convertir en su alimento principal, el mamífero requiere de otros aportes nutricionales básicos como sucede con las carnes y todo tipo de proteína para poder estar totalmente saludables. En otras palabras, la miel puede ser dada como complemento alimentario, más no puede convertirse en parte habitual de su comida.

La miel en los cachorros

Por otro lado, aunque la miel sea buena para los perros, es fundamental decir que se le puede dar solo a los adultos, ¡JAMÁS! a los cachorros, ya que los pequeños aún tienen un sistema inmunológico en desarrollo, es decir, muy débil. En caso de que quieras darles miel a tus perros, debes esperar que estos tengan más de 18 meses de edad.

Perro diabético y la miel

Otro punto a tener en cuenta es que si tienes un perro diabético, no debes darle miel, pues esta está compuesta de fructuosa y glucosa.

Composición nutricional de la miel

Nuestro nutriente estrella es un alimento natural que está conformado por los siguientes nutrientes: Hidratos de carbono (fructosa, glucosa y maltosa), agua, fósforo, potasio, hierro, calcio, magnesio, vitaminas del grupo B, vitamina C, ácido cítrico, ácido acético y flavonoides.

Beneficios de la miel en los perros

Son muchos los beneficios y propiedades que aporta la miel en los perros, siendo los principales los detallados a continuación:

. Concede energía, por lo que es ideal para los canes que estén enfermos y necesitan recobrar sus energías. No obstante, si el animal no puede ejercitarse correctamente, se aconseja no darle mucha cantidad.
. Ayudará a mejorar cuando está con alergias. Es fundamental darla poco a poco.
. Es un excelente antioxidante y también es remineralizante.

. Eficaz para los problemas digestivos. Un dato es que si tu mascota posee dolor de barriga, puedes darle una cucharadita de miel y llevarlo al veterinario para que estudie el origen del problema.
. Ayuda a prevenir y trata todas las infecciones bacterianas, puede suministrarse oralmente o aplicada externamente.
. Sirve muy bien para curar heridas y úlceras, debido a su capacidad bactericida, antiséptica y cicatrizante.

Forma de suministrarle la miel al perro

Tal vez, otra de las dudas que atravesamos, es conocer con exactitud la cantidad de miel que se le puede dar a tu perro. Ahora bien, las dosis medias recomendadas pueden ser:

. Perro con peso hasta los 10 kg: Se aconseja dar menos de 1/2 cucharadita a la semana.

. Peso entre 10 kg a 20 kg: En este caso se aconseja suministrar 1/2 cucharadita semanal.

. Can con valor entre 20 kg a 30 kg: Lo ideal es 1 cucharadita a la semana.

. Peso de más de 30 kg: Para estos casos, lo mejor sería 1 cucharadita y 1/2 a la semana.

Cabe destacar que estas son dosis tentativas de acuerdo al peso, no obstante, pueden cambiar de acuerdo a las necesidades que tenga el animal, por lo que preguntarle a un veterinario, no está de más. Por otro lado, si a tu can no le gusta la sensación pegajosa de la miel, se la puedes mezclar con un poco de agua, de esa manera se diluirá.

Como se puede observar, conocer si ¿Los perros pueden comer miel? Es de mucha ventaja e importancia porque de acuerdo a la salud de tu mascota, sabrás si se trata de un alimento acorde para él.

Ayúdanos a crecer compartiendo: