La batalla de Waterloo, la derrota final de Napoleón

La batalla de Waterloo, la derrota final de Napoleón

La Batalla de Waterloo tuvo lugar en Bélgica el 18 de junio de 1815 y marcó la derrota final de Napoleón Bonaparte, quien conquistó gran parte de Europa a principios del siglo XIX.

Napoleón ascendió en las filas del ejército francés durante la Revolución Francesa, tomó el control del gobierno francés en 1799 y se convirtió en emperador en 1804.

A través de una serie de guerras, expandió su imperio por Europa occidental y central. La Batalla de Waterloo, en la que las fuerzas de Napoleón fueron derrotadas por británicos y prusianos, marcó el final de su reinado y del dominio de Francia en Europa.

Napoleón Bonaparte, emperador de Francia

batalla de waterloo napoleon bonaparte
Napoleón Bonaparte, emperador de Francia (1769-1821)

Napoleón Bonaparte , nació en 1769 en la isla de Córcega, ascendió rápidamente en las filas del ejército francés y demostró ser un líder talentoso y audaz.

Después de tomar el poder político en Francia en un golpe de estado de 1799, se le otorgó el título de primer cónsul y se convirtió en la principal figura política de Francia.

En 1804, se coronó emperador de Francia en una lujosa ceremonia. 

Bajo Napoleón, Francia participó en una exitosa serie de batallas contra varias coaliciones de naciones europeas, y el imperio francés se expandió por gran parte de Europa occidental y central.

En 1812, Napoleón dirigió una desastrosa invasión de Rusia en la que su ejército se vio obligado a retirarse y sufrió bajas masivas. Al mismo tiempo, españoles y portugueses, con la ayuda de los británicos, expulsaron a las fuerzas de Napoleón de la Península Ibérica en la Guerra de la Independencia (1808-1814).

En la Batalla de Leipzig de 1813 , también conocida como la Batalla de las Naciones, el ejército de Napoleón fue derrotado por una coalición que incluía tropas austríacas, prusianas, rusas y suecas. Posteriormente, Napoleón se retiró a Francia, donde en marzo de 1814 las fuerzas de la coalición capturaron París.

Abdicación y regreso de Napoleón

El 6 de abril de 1814, Napoleón, entonces de unos 40 años, se vio obligado a abdicar del trono. Con el Tratado de Fontainebleau, fue exiliado a Elba, una isla mediterránea frente a la costa de Italia.

batalla de waterloo isla de elba napoleon bonaparte
Napoleón Bonaparte en la isla de Elba

Menos de un año después, el 26 de febrero de 1815, Napoleón escapó de Elba y navegó hacia el continente francés con un grupo de más de 1000 seguidores. El 20 de marzo regresó a París, donde fue recibido por multitudes que lo vitoreaban.

El nuevo rey, Luis XVIII , huyó y Napoleón se embarcó en lo que se conoció como su campaña de los Cien Días.

Tras el regreso de Napoleón a Francia, una coalición de aliados (austriacos, británicos, prusianos y rusos) que consideraban al emperador francés como un enemigo comenzó a prepararse para la guerra. Napoleón formó un nuevo ejército y planeó atacar de manera preventiva, derrotando a las fuerzas aliadas una por una antes de que pudieran lanzar un ataque unido contra él.

En junio de 1815, las fuerzas de Napoleón entraron en Bélgica, donde estaban acampados ejércitos separados de tropas británicas y prusianas.

En la Batalla de Ligny, el 16 de junio, Napoleón derrotó a los prusianos bajo el mando de Gebhard Leberecht von Blucher. Sin embargo, los franceses no pudieron destruir totalmente al ejército prusiano.

La batalla de Waterloo

Dos días después, el 18 de junio, Napoleón dirigió su ejército de unos 72.000 soldados contra el ejército británico de 68.000 hombres, que había tomado una posición al sur de Bruselas, cerca del pueblo de Waterloo.

El ejército británico, que incluía tropas belgas, holandesas y alemanas, estaba comandado por Arthur Wellesley, duque de Wellington, que había ganado protagonismo luchando contra los franceses durante la Guerra de la Independencia.

batalla de waterloo napoleon
La Colina del León ofrece una visión del campo de la batalla de Waterloo.

En un error crítico, Napoleón esperó hasta el mediodía para dar la orden de atacar y dejar que el suelo anegado se secara después de la tormenta de la noche anterior. El retraso le dio a las tropas restantes de Blucher, que, según algunos relatos, sumaban más de 30.000, tiempo para marchar a Waterloo y unirse a la batalla ese mismo día.

Aunque las tropas de Napoleón montaron un fuerte ataque contra los británicos, la llegada de los prusianos cambió el rumbo contra los franceses. El ejército superado en número del emperador francés se retiró en medio del caos.

Según algunas estimaciones, los franceses sufrieron más de 33.000 bajas (incluidos muertos, heridos o hechos prisioneros), mientras que las bajas británicas y prusianas ascendieron a más de 22.000.

Según se informa, fatigado y con mala salud durante la campaña belga, Napoleón cometió errores tácticos y actuó de manera indecisa. También se le culpó de nombrar comandantes inadecuados.

En última instancia, la Batalla de Waterloo marcó el final de la carrera militar histórica de Napoleón. Según los informes, se alejó de la batalla llorando.

[amazon box="8494339206, 8494586319, 2806285151" grid="3"]

Si te ha gustado este post puede que te guste el de La batalla de Little Big Horn o el de La historia del Bombardeo de shellhuset

Ayúdanos a crecer compartiendo: