Síndrome de Stevens-Johnson

Síndrome de Stevens-Johnson

El síndrome de Stevens-Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica son dos formas distintas de una enfermedad en el que la muerte celular hace que la epidermis se separe de la dermis. La diferencia entre el síndrome de Stevens-Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica es principalmente la cantidad de área afectada.

Es un trastorno grave poco común de la piel y de las membranas mucosas.

Aunque la mayoría de las veces se produce por causas desconocidas, y la gran mayoría de las que se localizan las causas tienen que ver con la medicación, seguida de las infecciones y en menos medida el cáncer.

Es un trastorno afecta entre 1 y 5 personas entre un millon con una tasa de mortalidad de hasta el 7,5% en niños y un 25% en adultos.

Síndrome de Stevens-Johnson enfermedad

Sintomas del Síndrome de Stevens-Johnson

Los síntomas mas comunes en esta rara enfermedad son la aparición de sarpullidos de color rojo o morado que se extienden por nuestra piel.

Dolores generalizados sin causas aparentes.

Ampollas en la piel y membranas de la boca, ojos, nariz y genitales.

-Ardor en los ojos
-Dolor en la garganta
-Fiebre
-Fatiga
-Cefalea Severa

Que fármacos desencadenan el Stevens-Johnson

Los fármacos desencadenan más del 50% de los casos de síndrome de StevensJohnson y hasta el 95% de los casos de necrólisis epidérmica tóxica. Los fármacos causantes más frecuentes son: Sulfamidas (p. ej., cotrimoxazol, sulfasalazina).

A continuación os dejamos alguna recomendaciones de textos que tratan sobre esta rara enfermedad por si pudieran seros de ayuda.

Puedes ver otros artículos relacionados  al síndrome de Stevens-Johnson en nuestra categoría de Salud

Ayúdanos a crecer compartiendo: