Diferencia entre jalea real y miel

Diferencia entre jalea real y miel

Tanto la miel como la jalea real son dos productos derivados de abeja, se trata de dos tesoros alimenticios que cada día compiten por los aportes y propiedades que nos conceden. Aunque ambos son obtenidos de los procesos efectuados por las abejas, tienden a confundirlos o decirle que son lo mismo, cuando en realidad, cada una desempeña funciones diferentes y presentan cualidades desiguales. En el día de hoy vamos a hablar un poco acerca de la diferencia entre miel y jalea real, para que de esa manera, se tenga una mejor visión de estos increíbles nutrientes.

Además de detallar la diferencia entre miel y jalea real, igualmente se estarán explicando los beneficios que se pueden conseguir a través de ellas.

Diferencia entre miel y jalea real

La elaboración de nuestra jalea real y la miel, viene dada de un grupo de trabajo de animales importantes para nuestro ecosistema, la abeja. La labor que estas desempeñan dentro de la colmena, es ejercida por distintos tipos de ellas que tienen funciones diferentes, pero que son esenciales e importantes para la obtención de los alimentos; se trata dela reina, que tiene un tiempo de vida de aproximadamente cinco años y es la responsable de colocar los huevos.

Asimismo, se encuentran las obreras, que son las que observamos recolectando el néctar de la miel en los jardines, y se encargan de alimentar las larvas que se hallan en las celdas, su tiempo de vida es de máximo, 40 días.

Y por último tenemos al zángano, que es la abeja macho, su tiempo de vida es menor, ronda de 30 a 90 días, casi siempre fallece cuando fecunda a la reina, porque su aparato genital se queda con la reina.

Ya conocidos estos puntos claves, vamos a observar las principales diferencias entre la jalea real y la miel y deslumbrarnos más con ellas.

Apariencia

La miel es una sustancia viscosa y amarillenta líquida, la cual es fabricada principalmente en el estómago de las abejas. En ese lugar, nuestro animal estrella deposita el néctar, que es recolectado en las flores y cuando está en la colmena, lo vomitan en las celdas para que sirva de alimento para las larvas. En cuanto a la jalea real, se trata de una sustancia también viscosa gelatinosa y con un tono blanco nacarado.

No obstante, en algunas ocasiones, se le evidencia una tonalidad un poco amarillenta, esta a diferencia de la miel, es ejecutada directamente por las abejas, se usa esencialmente para alimentar a las larvas y a la reina.

Es importante manifestar que la miel es más oscura que la jalea real, y que a su vez, variará de textura (de cremosa a cristalina) y color de oscuro a un dorado más traslúcido dependiendo de la flor de donde se haya recolectado el néctar.

Sabor

Por lo general, la miel es dulce, con un sabor característico que puede ir desde ácidos, cítricos, especiados, salados, florales, frutales hasta amargos. La jalea real, posee un alto índice de acidez y picor, pero cuando está fresca, su sabor tiende a ser parecido al de la miel, pero sin ese toque dulce.

Calidad de cada una

Para saber la calidad de la jalea real y la miel, solo basta con observarlas. En el caso de la miel, tiende a quedarse junta en sólido, es decir, no se separa cuando es sumergida en el agua. Un dato a ver es que puedes mezclar un poco de miel con agua y encima de ella, agrega unas cuatro o cinco gotas de esencia de vinagre, si evidencias que se forma una espuma, la miel es adulterada con yeso.

Mientras que la jalea real es una sustancia natural, líquida y gelatinosa, blanquecina, con algunos toques amarillos, se trata de una secreción, concedida por las glándulas hipofaríngeas que se localizan en la cabeza de las abejas jóvenes.

Cantidad de consumo recomendado

La miel es un edulcorante natural, sin embargo, eso no quiere decir que debemos consumirla sin ningún tipo de límite. Para una persona saludable, se aconseja que se ingiera una pequeña cucharada diaria.

Ahora, la jalea real  también debe consumirse moderadamente, en pequeñas cantidades, siendo mucho más bajos que la miel, ya que si se consume en grandes sumas, puede producir cefalea, aumento de la tensión arterial, del ritmo cardiaco y de igual manera, puede producir náuseas.

Proceso de producción de las dos

El proceso de producción de la jalea real y de la miel es distinta; la miel se elabora a partir del néctar que es recolectado en las flores, las abejas lo almacenan en su proventrículo y lo llevan a la colmena, una vez en su lugar, la miel es fabricada a través del proceso de regurgitación, es decir, trabajan en equipo vomitando y pasándose el néctar unas con otras hasta depositarlos en las celdas, aletean para crear evaporación del agua en la miel y finalmente, cerrar cada celda con cera.

En torno a lo expuesto, la jalea real a diferencia de la miel, es elaborada directamente de la abeja, en otras palabras, el animal segrega el producto mediante la glándula hipofaríngea, la cual se ubica en la cabeza del insecto. Este producto es realizado por las abejas obreras jóvenes, que van desde los cinco a los quince días de nacida, y el producto es empleado solo para el consumo de la reina y las larvas.

Es importante expresar que la reina consume jalea real durante toda su vida, pero las larvas solamente en sus inicios, pasado ese tiempo su alimentación cambia por un concentrado de miel, polen y agua.

La conservación de la miel y de la jalea real

Otras de las diferencias entre jalea real y miel, es su conservación. La miel no tiene fecha de vencimiento, siempre y cuando sea conservada de manera correcta, esto representa que, tendrás que almacenarla en un espacio que no tenga luz directa y que sea a temperatura ambiente. Por su parte, la jalea real se deteriora con más facilidad, por lo que se aconseja mantenerla en un espacio frío y con poca luz.

Beneficios entre la jalea real y la miel

Ambos alimentos poseen muy buenos beneficios. La jalea real es empleada para ayudar con algunos tratamientos anémicos, además, es un nutriente enérgico, aumenta las defensas del organismo y disminuye aquellos niveles de glucosa. En otro sentido, la miel es la compañera ideal para tratar catarros, resfriados, gripes, desinfectar y cura las heridas, es antinflamatoria, tiene propiedades hidratantes, entre otros aspectos.

Además de ello, si quieres conocer otros datos de mucha relevancia e importancia, te recomendamos visitar la fuente de referencia: Diferenciapedia.com , donde podrás conocer más información significante de estos dos increíbles alimentos.

Ayúdanos a crecer compartiendo: