Comenzar a hacer ejercicio

Ayúdanos a crecer compartiendo:

Comenzar a hacer ejercicio

La semana pasada te mostrábamos los beneficios de practicar ejercicio. Y quizá te hayas preguntado acerca de cómo comenzar y qué ejercicio o deporte realizar. Aquí te vamos a dar unos consejos básicos.

Cómo empezar

Antes de comenzar, debes hablar con tu médico o entrenador. Esto es especialmente importante si no has sido activo o si tienes algún problema de salud. Comienza lentamente. Debes hacerlo poco a poco e ir aumentando el nivel de esfuerzo paulatinamente. Es recomendable evitar realizar actividades de mucho esfuerzo al principio.  Se trata de ir generando un hábito de manera progresiva para que el cuerpo y el cerebro se vayan acostumbrando.

El ejercicio es recomendable a cualquier edad

En una primera etapa, es aconsejable iniciar la actividad con un ejercicio ligero durante 20 ó 30 minutos, 3 ó 4 veces por semana. Ejemplos de actividades con las que puedes comenzar serían la natación, sin mucho esfuerzo, una caminata ligera u otro tipo de actividades, no consideradas deporte pero que nos sirven de ejercicio físico, como limpieza de la casa, jardinería, etc. Recuerda: antes de empezar el entrenamiento es recomendable realizar calentamiento y estiramiento.

¿Cómo mantenerme haciendo ejercicio y no abandonar?

Te sugerimos algunas ideas que te ayudarán a comenzar:

♦ Elige una actividad que te guste hacer.

♦ Comprométete. Firma “un contrato de compromiso” de ejercicio contigo mismo.

♦ Consigue un compañero/a. Hacer ejercicio con más personas suele ser más divertido.

♦Varía tu rutina. Será menos probable que te aburras y lo dejes. Unas veces puedes caminar, otras salir en bicicleta, etc. 

♦ Elige una hora cómoda para ti. No hagas ejercicio nada más comer o cuando hace demasiado calor o frío.

♦ Ten paciencia. Puede pasar tiempo antes de que notes algunos cambios. 

♦ Olvida la frase “sin dolor, no hay resultados.” Sentir un poco de dolor es normal después de comenzar a ejercitarse, pero el dolor intenso no es normal. Detente si te haces daño. 

♦ Diviértete. Si puedes, lee o escucha música mientras usas una bicicleta estática, por ejemplo. Busca actividades divertidas. Aprende a practicar nuevos deportes.

Lo importante es generar el hábito 

♦ Prepárate un horario regular diario e incluye ejercicios en tu agenda.

♦ Lleva un registro diario de tus ejercicios.

♦ Comprueba tu progreso. ¿Eres capaz de caminar durante más tiempo que cuando empezaste?

♦ Y recordarte algo muy importante: Pide a tu médico o entrenador que te  prepare un programa del ejercicio: qué tipo de ejercicio hacer, cuántas veces hacerlo y por cuánto tiempo.

¿Y si no tengo tiempo para hacer ejercicio?

En la mayoría de las ocasiones, la falta de tiempo es la excusa que ponemos cuando el ejercicio no es considerado por nuestra mente como una prioridad. Si tenemos un objetivo claro, obtendremos el tiempo de una manera u otra.

Si aun así, tu agenda está súper cargada y no puedes reservar un espacio diario de tiempo para hacer ejercicio con regularidad, tal vez estos pequeños tips puedan ayudarte:

♥ Usa las escaleras en vez del ascensor.

♥ Sal a caminar durante tu descanso u hora de almuerzo.

♥ Camina todo o una parte hasta tu trabajo.

♥ Haz los quehaceres de la casa de manera vigorosa.

♥ Arregla el jardín, o alguna otra actividad de campo.

El ciclismo te permite disfrutar de la naturaleza

Si te ha gustado este post, te animamos a que leas también   ¿Debo hacer ejercicio?  y Tomar suficiente cantidad de proteínaAdemás, si te gusta llevar un estilo de vida saludable y crees que esta información puede ayudarte, puedes contactar conmigo a través de Instagram (@don_francesco_24)

Ayúdanos a crecer compartiendo: